Dinámicas y actividades de team building para “romper el hielo”

Team Building Romper el Hielo

No es la primera vez que hablamos en Amazonia Team Factory sobre el ‘team building’, de hecho recientemente os presentábamos un post con 10 actividades muy interesantes para implantarlas dentro de la empresa. Recuerdo que una de las técnicas propuestas estaba basada en la iniciación, porque es muy importante facilitar la integración de nuevas personas en el departamento, o mejorar su funcionamiento desde una perspectiva de las relaciones personales. Puede que también conozcas este tipo de actividades como dinámicas para ‘romper el hielo’, porque es una conceptualización muy clara de lo que se pretende: propiciar un buen ambiente a fin de emprender acciones conjuntas.

Este es el tema que hoy abordaré: las actividades de team building para romper el hielo; basándome en experiencias que funcionan os ofrezco esta pequeña representación de dinámicas / ejercicios que fomentan la unión del equipo, pero también un mejor conocimiento interpersonal. En general es suficiente una jornada para conseguir el objetivo, aunque en la práctica hay organizaciones que dedican varios días. Estáis a punto de descubrir cinco interesantes actividades para romper el hielo, tema que ampliaremos en unas pocas semanas.

Como sabéis, team building es un conjunto de actividades estructuradas que fomentan la participación de los equipos de trabajo, y cuyo objetivo principal es mejorar el rendimiento optimizando la capacidad del trabajo en equipo.

¿Qué hace falta para romper el hielo?

Puede que no más de una palabra, para quien cree en el poder de la comunicación y de llegar a acuerdos mediante la voluntad de cooperar, es una oportunidad de oro. La dinámica transcurre en grupo grande, en el que el facilitador propone ‘el tema a tratar’, como si fuera una situación de reunión de trabajo. Como sabéis, en ocasiones los asuntos importantes no están bien formulados en su enunciado, y eso a veces entorpece la consecución de objetivos.

La misión del grupo es concretar en una o dos palabras (a lo sumo una frase muy corta) el motivo de la reunión, para que resulte atractivo a los participantes, y sea motivador. Primero individualmente cada asistente pensará durante 10 minutos su propuesta, después todas se pondrán en común en grupos de 4 o 5 personas, y se escogerá la más adecuada. Finalmente cada grupo presenta al resto de asistentes la palabra elegida y entre todos valoran las opciones. Las herramientas con las que se cuentan son el discurso, la defensa de propuestas individuales y la valoración de pros y contras. En caso de que no se llegue al consenso, es importante reflexionar acerca de los motivos.

Necesidades: un dinamizador de grupo, cuartillas y lápices, pizarra.
Duración: según el tamaño del grupo.

Dinámicas y actividades de team building para “romper el hielo"

A nadie le amarga un dulce

Muy útil para dar la bienvenida a los participantes en una actividad más grande como un encuentro o congreso. Previamente se compran varias chocolatinas de diferentes tipos, y en número de 6 / 7 por cada tipo. Después cada asistente dibujará en la cuartilla cómo imagina una chocolatina; y una vez hecho esto, el animador habrá colocado en las mesas grupales (circulares o 4 / agrupadas) los diferentes tipos de chocolatina, un tipo por mesa.

Cada ‘jugador’ dibujo en mano se pasea por la sala y se queda en la mesa con la chocolatina que más se parezca a su ‘obra’.

Necesidades: un dinamizador de grupo, cuartillas, lápices, chocolatinas.
Duración: una hora.

Algo más que TRABAJO en común

Es una buena opción para miembros de la empresa que se conocen poco, o cuando se necesita mejorar el clima laboral. Se trata de encontrar coincidencias con otras personas, lo cual redundará no sólo en un mayor conocimiento de la otra persona, sino en un probable desarrollo de lazos de unión. La dinámica empieza formando parejas que pueden organizarse numerando a los miembros del grupo (1 - 2, los que tienen el uno juntos, y los del dos también), o mediante la técnica de los círculos concéntricos, que será posible siempre que el gran grupo esté formado por al menos 30 personas.

Se colocan todos formando dos círculos concéntricos de 15 participantes (o la mitad del total), después se da la consigna de que el círculo exterior ‘mire hacia afuera’ y el interior ‘hacia adentro’.En ese momento se les indica que den vueltas en sentido contrario y al ritmo de una música suave y motivadora. Cuando el amador considera que es el momento les dice que paren el movimiento, y en ese momento se darán la vuelta para descubrir SU PAREJA.

Cada pareja se marcha a un lugar de la estancia con cuartillas y lápices. Se tomarán unos 15 minutos para describirse, no es necesario por escrito pero ayuda, tanto físicamente como en rasgos del carácter o relaciones sociales, gustos, etc. Pasado el tiempo, se pondrá en común la descripción y se valorarán las posibles coincidencias, se anotarán. Tanto si se han descubierto cosas en común (año de nacimiento, lecturas, etc) como si no; pero especialmente si NO; cada miembro de la pareja realizará preguntas para conocer mejor al compañero. Las preguntas no siguen un guión prefijado, y se debe intentar no invadir la intimidad de la otra persona, mediante esta técnica, las coincidencias se ampliarán. Como objetivo se recomienda descubrir 10 puntos en común, y se buscará, siempre que no suponga presión añadida para la otra persona.

Necesidades: un dinamizador del grupo, cuartillas y lápices.
Duración: aproximadamente una hora y media.

Lo bueno si es breve, es dos veces bueno

Es posible que conozcáis la técnica con el nombre de ‘reunión exprés’, que sirve para mejorar la capacidad de concreción, y además a las personas con menos habilidades sociales les facilita la tarea de darse a conocer, e integrarse. Los participantes deben ser número par, y si no lo son, el animador puede añadirse a la actividad.

Se empieza sentando por parejas a los integrantes del gran grupo y dejándoles 10 minutos para que se presenten brevemente sugiriendo temas comunes (nombre, departamento y funciones, aspiraciones, gustos personales, anterior trabajo…). El objetivo es conocer al mayor número posible de parejas, para ello se pueden colocar dos filas de sillas enfrentadas, y una vez que todo el mundo se siente, procurar que sean los de un lado quienes se desplacen, hacia la derecha para ir buscando nuevas parejas, y el que esté situado en el extremo, se moverá hasta el contrario.

Necesidades: un dinamizador de grupo, sillas.
Duración: dos horas.

Dinámicas y actividades de team building para “romper el hielo"

El recuerdo que une

Se puede utilizar en cualquier grupo independientemente de su tamaño; sus miembros van a poner en común recuerdos personales que habitualmente sólo comparten con familiares o amigos íntimos, y lo que da privacidad es poder elegir ‘qué se cuenta’. Imagina que tienes que seleccionar los 30 segundos de tu vida que hayan sido más especiales en el plano personal, académico, social o laboral (cuando alguien dice tu nombre durante la ceremonia de graduación, cuando descuelgas el teléfono y te comunican que han aceptado tu solicitud de empleo, cuando el test de embarazo da positivo…). Y ahora imagina que debas compartir esos 30 segundos con el gran grupo, ¡y no sólo eso! puesto que alguien te pedirá qué motivos te llevan a escoger esos 30 segundos, y no ‘otros 30’.

Necesidades: un dinamizador de grupo, esterillas o mantas para sentarse en el suelo.
Duración: dependiendo del tamaño del grupo.

Me queda añadir que, como ya sabéis, el team building en Madrid es divertido, pero no solo eso, porque promueve el trabajo en equipo, un factor clave en el éxito empresarial. En breve tendréis la segunda parte de estas Dinámicas y actividades de team building para ‘romper el hielo’.

Imágenes | Create-Learning Team Building & Le en Flickr

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario