Fuerzas internas del grupo

Construcción de equipos de trabajo

Un equipo es mucho más que un conjunto de personas. Está sujeto a fuerzas internas que hablan de su manera de relacionarse, de su forma de trabajar y de su motivación. Sin entrar a valorar la aplicación de diferentes técnicas para la organización de equipos, en este artículo nos centraremos en los aspectos psicológicos que rigen los grupos de personas dentro del ámbito laboral.

Podemos distinguir cinco grandes grupos de fuerzas internas que dictan el comportamiento de un grupo:

Liderazgo

Todos los equipos necesitan alguien que lleven el timón. Incluso en equipos con un alto grado de independencia, los sistemas de liderazgo rotativo o liderazgo holocrático son imprescindibles para la consecución de objetivos.
El papel del líder puede será diferente en cada grupo, desde el líder jerárquico hasta el líder moderador, pasando por el mentor o el héroe... Lo cierto es que siempre debe existir una figura hacia la que el equipo pueda recurrir cuando siente incertidumbre.
Ser un buen líder es difícil y requiere habilidades muy distintas a las necesarias para ser un buen trabajador. Un líder con las destrezas apropiadas es capaz de hacer que el equipo consiga logros extraordinarios pero, del mismo modo, un mal líder puede hacer que el equipo entero se desmorone.

Motivación

Uno de los motores fundamentales para el funcionamiento correcto de un equipo es la motivación. Es difícil generalizar sobre este tema y hay innumerables teorías y técnicas para potenciar este factor, pero podemos distinguir dos grandes grupos.
Por un lado tenemos la motivación del individuo para alcanzar sus metas personales y sentirse realizado. En este sentido, podemos considerar teorías como la Pirámide de Maslow o el Efecto Pigmalión.
Por otro lado, tenemos la motivación del grupo que trasciende la motivación del individuo. Factores como la transparencia, la justicia o la comunicación fluida ayudan a mantener el ánimo del equipo.

Metas comunes

Todos hemos oído alguna vez la famosa frase “tenemos que remar todos”, pero no siempre se dice hacia donde. Para que un grupo funcione de forma óptima es imprescindible establecer objetivos que sean alcanzables y medibles.
Incluso las empresas con objetivos evidentes deben establecer y compartir sus metas de forma clara para que el equipo sea consciente de por qué está trabajando. Establecer un objetivo como “ganar más dinero este año” no ayudará mucho, pero un objetivo como “mejorar la facturación un 10% este año” hará que el equipo pueda medir su esfuerzo en relación al objetivo y rentirse satisfecho si lo alcanza.

Productividad

Debemos entender la productividad considerada como una de las fuerzas internas de un grupo como la medida de la capacidad de trabajo del equipo. La productividad es el termómetro que nos indica si los cambios que vamos introduciendo dentro del equipo son positivos o negativos.
Es difícil establecer métricas de productividad y más difícil todavía fomentar la cultura necesaria para que estas métricas sean reportadas de manera constante, pero sin medir la productividad de un equipo estaremos ciegos frente a los cambios.
Por otra parte, conociendo la capacidad de producción de un equipo podemos saber que esperar de el. Es frecuente exigir a un equipo que aumente su productividad sin introducir ninguna mejora. Esta política aumenta el estrés del equipo y, a la larga, puede llegar a romperlo.

Relaciones

Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida trabajando. Es muy posible que los miembros de un equipo pasen más tiempo relacionandose entre sí que con su familia o amigos. Por ello, es imprescindible mantener un ambiente cordial y fomentar una dinámica de grupo lo más sana posible.
Por supuesto, existe una parte de las relaciones personales que depende exclusivamente del individuo, pero hay muchas otras que podemos mejorar con técnicas de Team Building y una política inteligente de recursos humanos.

Comprender y cultivar estas cinco fuerzas internas es imprescindible para convertir un grupo de personas en un equipo. Gracias al refuerzo del team building te resultará mucho más sencillo

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario