10 claves para desarrollar la creatividad en la empresa

creatividad en la empresa

La creatividad en la empresa es vital para alcanzar el éxito. Da igual el sector de actuación del negocio, la tipología del trabajo diario o los perfiles que compongan el team. Sí o sí, todas las empresas necesitan de un aporte muy grande de creatividad. En el día a día, tiene que estar y, cada cierto tiempo, hay que analizar si la estamos teniendo, si se está alimentando y por supuesto, realizar acciones y dinámicas para reactivar esa creatividad.

¿Qué es la creatividad en la empresa?

La creatividad no es sólo desarrollar una actividad artística. Somos creativos cuando fluimos en las tareas, o cuando resolvemos un problema de forma original y eficiente, o cuando somos atrevidos y exploramos nuevos territorios y modificamos la percepción de nuestros límites. Cuando nuestro pensamiento está entrenado para "pensar fuera de la caja", la creatividad encuentra su espacio de desarrollo. Creatividad es también imaginación,  “la capacidad de crear”, y éso es independiente de si dibujas, escribes, cantas, trabajas con Excel o ensamblando piezas en una fábrica.

La capacidad de crear es algo imprescindible en una empresa y todos debemos saber que tenemos dentro de nosotros un "ser creativo”, capaz de hacer lo que hace, pero de otra manera más eficaz, útil y rentable. Ahí está la creatividad en la empresa.

Y es que conseguir hacer algo de una forma más rápida, ágil, sencilla, rentable y por supuesto, productiva, es la consecuencia de ser creativo en nuestro trabajo. Puede que algo que se lleva haciendo muchos años de una determinada manera, funciona bien, pero a veces, llegan unos ojos nuevos que le imprime otra mirada, implementa algún cambio, y de repente, se dispara la efectividad. Para ello, la primera premisa es ser libres para aportar estas ideas en nuestros trabajos, y la segunda, creer y conectar con nuestro "ser creativo".

Potenciar la creatividad en la empresa

Es fundamental que dediques tiempo y recursos a potenciar la creatividad de tu equipo. Es más, esto tiene que estar alineado con la cultura de empresa: para ser creativos, el ambiente, el estilo de dirección y el alma de la empresa tienen que favorecer el pensamiento creativo. No florece la creatividad en un ambiente donde las personas tienen miedo a expresarse libremente o donde se cercenan las iniciativas.

Para sacar lo mejor que pasa por sus mentes y obtener aportes excepcionales hay que implementar prácticas que ayuden a fomentar la creatividad en tu equipo. Te presentamos 10 claves que favorecerán un pensamiento creativo, flexible y eficiente.

10 claves para ser más

Avancemos en positivo y en las 10 claves para potenciar la creatividad en la empresa.

1. FÓRMATE!

Es imposible o al menos muy difícil (se da en los grandes intelectuales y creadores de la historia) poder ser creativo e ir un paso más allá si no se cuenta con una formación específica en el área determinada. Esa formación nos va a aportar conocimiento, estrategias y recursos, que son la base sobre la que empezar a desarrollar nuestro pensamiento creativo, que no es más que aprovechar esos elementos "de otra manera y con una nueva visión".

2. ADQUIERE EXPERIENCIA!

Al igual que la formación, tener experiencia en algo, es decir, trabajarlo día a día, tenerlo en la mente, ver sus posibilidades… conseguirá que el cerebro despierte a nuevas opciones. Es como el que está haciendo todo el día algo (una estrategia de marketing, por ejemplo), al cabo de un tiempo haciéndolo seguro que se le ocurren formas más creativas de plasmarlo, de aportar soluciones, etc. Pero en este punto, conviene recordar que la actitud es clave: podemos adquirir esta experiencia permaneciendo en la zona de confort, en lo que ya conocemos, por lo que la creatividad tendrá serias dificultades para fluir; o desde la zona de reto, explorando lo desconocido, donde la creatividad encuentra su espacio de desarrollo. Este posicionamiento, sólo puedes aportarlo tú.

3. EVITA LA EXTENUACIÓN!

¿Cómo va a ser alguien creativo si no le da la cabeza? Así lo decimos coloquialmente, pero es verdad. Si tu equipo está absolutamente extenuado, con millones de tareas que ni de lejos pueden completar por falta de tiempo, le bombardeas con cientos de emails – llamadas… ¿Cómo pretendes que tenga la frescura y el espacio mental para tener ideas? En vacaciones suelen ser los momentos en los que la gente tiene más ideas ¿sabes por qué? Porque no tienen la presión del día a día, ni están saturados.

De acuerdo, el trabajo tiene que salir adelante, pero es fundamental que se dimensione correctamente el esfuerzo y los recursos, y además, que se creen espacios para relajar las tensiones, para que puedan "soltar" y expandirse. Y en cuanto a la expansión, hay dinámicas de grupo muy interesantes para fomentar el pensamiento creativo y que nos permiten desatascar situaciones emocionales. Por ejemplo, en Amazonia Team Factory desarrollamos desde hace años "meriendas de equipo" (dentro del horario laboral), que nos dan la oportunidad de desarrollar dinámicas para motivar, cohesionar, incentivar, y por supuesto, para desarrollar la creatividad.

4. TRABAJA LA CONFIANZA!

Por supuesto, está claro que si un trabajador no tiene la confianza en su empresa – en su superior y en su equipo como para que sus ideas sean al menos, escuchadas (otra cosa es ejecutadas porque luego hay muchos motivos de empresa por detrás), jamás será creativo. Se ceñirá a hacer lo que tiene que hacer y listo. La Organización y los directores son claves para conseguir un ambiente y relaciones basadas en la confianza, que es el pilar fundamental para atreverse a explorar nuevas ideas y formas de hacer las cosas. La confianza te ayuda a conectar con tus talentos naturales y neutraliza a los saboteadores de la creatividad.

confianza y creatividad

5. SIEMPRE EN POSITIVO!

Igualmente, si una persona que está en el equipo siente que sus superiores o compañeros le aportan la información suficiente para generar nuevas ideas, para poder expandir, para avanzar, será muy positivo para todos. Por el contrario, si el equipo y los “jefes” (porque los que hacen esto son jefes del ayer – no los líderes del hoy) lo único que hacen es mandar cosas inconexas, sin aclarar lo que puede aportar o lo que se espera de ellas, y con la única intención de “ir a pillarle”, esa persona dejará de tener iniciativa e ilusión, y por ahí, murió la creatividad.

6. VALORA A LAS PERSONAS!

Si un trabajador no se siente valorado por su empresa, jamás va a tener la creatividad que se necesita. O si la tiene, se la guardará para él. De nuevo nos referimos a la diferencia entre jefe y líder y es que el segundo, trabajará para que su equipo esté contento, se sienta realizado, motivado y así, recibir lo mejor de ellos. El jefe de antes está inmerso en poner a prueba a todo el mundo (detrás se esconde mucha inseguridad) y así, los demás se ciñen a la política del miedo (que es la que les gusta a estos jefes), y no aportan nada porque “para que encima de no parecer bien, me lleve broncas o nunca lo valoren… Me lo quedo”. Así que es importante valorar todo de buena manera para conseguir más. La gasolina de la creatividad es estar motivado, sentir curiosidad por el mundo y por lo que hacemos.

7. SÉ COHERENTE ENTRE LO QUE DAS Y PIDES!

En relación a lo anterior, también hay que tener en cuenta lo que se da y lo que se pide. Para recibir, hay que dar, y de ahí que si tenemos trabajadores mal pagados o proveedores a los que les pedimos “descuentos”, luego no esperemos que además de hacer su trabajo, sean creativos. ¡Es imposible!

8. JUEGA, DIVIÉRTETE CON TU EQUIPO!

A todo lo anterior, que es básico no sólo para incentivar la creatividad de tu equipo y de todos los integrantes de la empresa, le sumas realizar actividades periódicas enfocadas a la parte creativa, el logro será mucho mayor. Por eso, hay actividades como el Team Building que se encargan, desde un entorno único y diferente, de aportar las herramientas apropiadas en cada caso para reactivar esa creatividad de los equipos. Apostar por estas acciones es ir sobre seguro.

9. USA HERRAMIENTAS PARA LA CREATIVIDAD!

Para que las cosas ocurran, hay que tener herramientas apropiadas a nuestro alcance. Si en tu empresa se trabaja el marketing, un ordenador tendréis seguro, pero ¿qué tal incluir lápices de colores, rotuladores, pizarras y otras herramientas que puedan despertar otras cosas diferentes? Estamos tan digitalizados que ya no usamos nuestras manos para crear, sólo para darle a la tecla en movimientos repetitivos, sin ser conscientes que estamos desperdiciando uno de los mayores activadores fisiológicos de la creatividad: el trabajo manual. Y es que nuestro cerebro encuentra un gran placer en poner en marcha el movimiento, ya que tienen que trabajar de manera sincronizada el hemisferio izquierdo y el derecho, generando un estado químico que favorece la creatividad y el estado de flujo.

Dibuja, crea, garabatea, expande, colorea, caricaturiza, sintetiza,... en papel (reciclado, por favor), y sé LIBRE para plasmar lo que sientas, verás como te resulta más fácil conectar y descubrir nuevas ideas y caminos.

herramientas creatividad

10. O2!

Y como extra y resumen de todas las anteriores, para nosotros lo que más y mejor funciona para que la creatividad en la empresa se potencie es “dar aire”, permitir el espacio mental creativo, no juzgar, no reprimir, no asfixiar, respetar las opiniones, confiar en las personas con las que trabajamos, valorar sus puntos de vista, reconducir las situaciones de atasco, siempre teniendo en cuenta a todas las partes, incentivar la curiosidad y las ganas de aprender y de prosperar. Es imposible si no, por mucho que hagas, que la creatividad aflore si no se fundamenta en valores, en ese código compartido por todos.

 

Ahora, si quieres que tu equipo sea creativo, que te aporte valor, que tenga nuevas ideas, es tu momento de hacer auto-análisis. La humildad de los líderes es el presente y el futuro de las empresas. Saber que todo empieza por uno mismo para poder transmitirlo a un equipo.

Déjanos un comentario