Cómo ser un buen líder

Hemos dejado atrás (aunque aún queden flecos, estamos en ello), el asunto de si somos jefes o líderes, y las empresas están enfocadas en conseguir buenos líderes que gestionen y consoliden a los equipos de trabajo desde otra perspectiva. Cómo ser un buen líder es el desafío al que se enfrentan los responsables de equipos de las empresas de todos los sectores y tamaños. Esto lo tenemos más que claro para cualquier empresa, no moderna sino actual, que quiere crecer, que apuesta por su equipo y por todo el valor que pueden aportarles, una empresa que tiene inteligencia emocional

Existen grandes diferencias entre ser un jefe y un líder, como ya vimos en éste anterior post. La figura del jefe de antes, la del jefe que manda y ordena, que trabaja desde el miedo con su equipo para que rindan más son principios ya obsoletos, que han quedado atrás y que casi nadie les da credibilidad ni aportan valor. Y es que ahora estamos orientados y sobre todo, enfocados a ser líderes, a tener empresas saludables, a construir equipos sólidos basados en la confianza y en el trabajo común.

Habilidades y cualidades de un buen líder

Para ser un buen y un gran líder, hay que tener determinadas cualidades y destrezas trabajadas. No vamos a entrar en el debate sobre si el líder nace o se hace porque tipos de líderes hay muchos, y aunque se puedan poseer ciertas cualidades en potencia y de forma innata, sin el trabajo y el esfuerzo personal que corresponde, esas cualidades no se convierten en destrezas que impulsan los proyectos, a los equipos y a las empresas. Los buenos líderes aprenden a serlo trabajándolo día a día, no sólo en su entorno laboral, sino sobre su persona, que es el factor crítico de avance y crecimiento.

Para ser un buen líder, pon en práctica las siguientes destrezas:

  • Autenticidad: ¿Creerías en las ideas y proyectos de una persona que notas que no es auténtico? La falta de autenticidad hace que la confianza se quiebre porque nos molesta lo impostado y artificial. Por tanto, el primer paso para ser un buen líder es gestionar desde la autenticidad, es decir, tenemos que buscar ese camino dentro de nosotros donde creemos en lo que estamos haciendo y en las personas con las que trabajamos, y donde nuestras acciones se perciben como auténticas.
  • Escucha activa: Un líder jamás lo será si no sabe escuchar. Una de las destrezas fundamentales de un buen líder es que mantiene una escucha activa con los miembros de su equipo para conocer qué ocurre, qué pueden aportar y quiénes son. De esta manera, el proceso de toma de decisiones está mejor fundamentado y alineado con los objetivos del proyecto.
  • Humildad: Viene relacionada de la destreza anterior, y es que ser humilde y considerar que los demás tienen mucho que aportar, incluso más que él mismo en determinadas áreas, es lo que lo convertirá en un gran líder. Creerse mejor que todos es una cualidad muy alejada de un buen líder.
  • Organización: Aunque parezca que esta es una destreza nimia comparada con las anteriores y con las que vendrán, ser organizado es fundamental para que seamos buenos líderes, y es que el caos es enemigo de lo productivo, lo eficaz el el alto rendimiento.
  • Inteligencia Emocional: Hoy en día está más que demostrado que una de las claves imprescindibles para ser un buen líder es la capacidad para gestionar sus propias emociones y las de los demás, y eso les permite influir en el rumbo de los acontecimientos. Somos seres emocionales, por tanto, desarrollar destrezas como la empatía o la capacidad para establecer comunicación emocional les va a permitir descubrir motivaciones, inquietudes,... y les hará ganar confianza y cohesión.
  • Autocontrol: Un gran líder debe saber controlar sus impulsos y sus reacciones, y así, ante cualquier situación, saber actuar de la mejor manera posible. No es contradictorio a ser emocional, hablamos de impulsividad descontrolada… Algo que puede llevar a tomar decisiones equivocadas o a actuar de forma desmesurada en un momento concreto.
  • Visión común:  Tener la capacidad para construir una visión común, sabiendo quién es quién y qué puede hacer de forma única, incluso, algo que ni la propia persona sepa que puede hacer, es una cualidad muy valorada en los líderes de hoy en día y del futuro.
  • Identificador de debilidades y fortalezas: Un líder debe tener visión para identificar talentos, cualidades y características específicas dentro de su equipo, y por ende, poder identificar las debilidades (para trabajarlas), y las fortalezas (para hacerlas más grandes y potenciarlas), no sólo de su equipo, sino también de sí mismo.
  • Apasionado y Entusiasta: La pasión y el entusiasmo son emociones altamente contagiosas y que influyen de manera muy positiva en los resultados. Nos hace creer que podemos conseguirlo y avanzar con confianza hacia nuestro objetivo. Por tanto, los líderes que son capaces de sentir emociones positivas y conseguir que sus equipos se sientan identificados con ellas, logran mayor nivel de motivación y compromiso para desarrollar las tareas y alcanzar los objetivos.
COMO SER UN BUEN LIDER
  • Justo: Un líder es justo, tienen unos buenos y sólidos principios sobre lo que es justo y cómo ponerlo en práctica y defenderlo de forma constructiva. Debe mediar entre su equipo y hacerlo con mano izquierda, sacar aprendizaje de todas las situaciones y además, que todos vean el resultado como justo y equitativo.

Un gran líder debe tener muchas cualidades y habilidades que poner en práctica día a día. De estas nombradas se derivan acciones diarias que quizás, si les prestamos atención, veremos lo impresionantes y extraordinarias que son y cómo pueden cambiar el rumbo de nuestra empresa y equipo. Un gran líder sabrá tomar decisiones, sabrá dejar paso a otros en los momentos clave, conocerá la manera de sin ejercer mandato ni presión, creando escenarios de aprendizaje donde todos puedan crecer, y eso, se nota en los resultados.

Si estás interesado en adquirir destrezas profesionales para ser un buen líder, en Amazonia Team Factory desarrollamos programas especializados bajo metodología experiencial y con coachers expertos que te ayudarán a convertir todo tu potencial en éxito.

Hasta la próxima, queridos amig@s.

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario